www.casadelamujer.org.uy

Tel: 2506 06 01 / 2507 36 14

Historia de una asociación

Historia de una asociación

En 1987 Uruguay vive con alegría el retorno de la democracia y los hombres vuelven a tener una fuerte presencia en la vida política y social. Un grupo de vecinas de la Unión, con deseos de contribuir a mantener el rol protagónico que las mujeres jugaron durante la dictadura, y contando con un pequeño financiamiento de Bélgica, dan los primeros pasos para concretar sus proyectos.

Surge entonces la Casa de la Mujer como un espacio de apoyo a la participación de las mujeres, que ofrece propuestas concretas para incentivarlas a salir de sus casas y participar en espacios colectivos. Un trabajo responsable y sostenido, y el contacto estrecho con las mujeres del barrio y con sus organizaciones, hacen que la Casa logre visibilidad y reconocimiento en pocos años.

La Casa de la Mujer, en respuesta a las demandas cada vez más numerosas que recibe, empieza a estructurar programas de atención en torno a las siguientes problemáticas: exclusión social, violencia doméstica, capacitación para el trabajo, salud integral y recreación.
A través de los años y en torno a un continuo proceso de aprendizajes y cambios, la Casa de la Mujer amplía el marco de sus intervenciones y genera una mayor diversidad de propuestas de trabajo que buscan contribuir a la Equidad de Género.

Dando forma y contenido a un trabajo de reflexión desde una perspectiva del género que incluya a los dos sexos, la Casa de la Mujer ha incorporado desde hace más de 10 años el trabajo con grupos mixtos.

Los cambios que atraviesa el país abren un nuevo escenario para el ejercicio de los derechos ciudadanos. En este contexto, aunar esfuerzos y voluntades, individuales y colectivas, aparece como el camino a privilegiar. Con equipos de trabajo consolidados, la Casa de la Mujer desarrolla numerosos programas de promoción social en favor de la equidad social y de género en diversas zonas de Montevideo y del Interior del país. A su vez, la Casa de la Mujer articula sus acciones con programas del Estado que se abren a la sociedad civil.

Todos los días renovamos nuestro compromiso para seguir luchando en la conquista de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.