www.casadelamujer.org.uy

Tel: 2506 06 01 / 2507 36 14

Construyendo

El equipo está realizando entrevistas para seleccionar a los nuevos integrantes de Construyendo Caminos; por consultas llamar al 2506 06 01 o al 094307085

Mientras el equipo de Construyendo Caminos de Casa de la Mujer se encontraba abocado a la nueva y cuarta edición de este programa, recibió un premio de la Junta Nacional de Drogas (JND). La mención especial que recibió Casa de la Mujer, entre otras organizaciones, se enmarcó en la entrega de los premios concursables 2013, instrumentados para reconocer la labor de instituciones que trabajan en materia de “educación, prevención, atención y tratamiento”, al mismo tiempo que sobre la “inserción social de personas con usos problemáticos de drogas”. El objetivo del reconocimiento, según lo afirmó durante la ceremonia el prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, es “identificar a los que tienen el compromiso, porque no solo es una cuestión de práctica y de políticas públicas, a veces la diferencia del éxito o no de una política la da el convencimiento de quien lleva adelante esa política”. En la misma línea se manifestó el presidente de la JND, Julio Calzada, quien sostuvo que “la problemática de las drogas no tiene una solución única. Estos premios motivan a que las entidades busquen alternativas para trabajar con los usuarios de drogas”. Asimismo, Cánepa acotó que “hay que llevar adelante procesos que tengan resultados concretos y óptimos. Eso se encuentra profesionalizándose, encontrando caminos mejores, con ensayo y error, pero reconociendo cuáles son los caminos que llevan a resultados concretos”. Construyendo Caminos, el nombre que le dieron al programa sus primeros participantes durante 2011, comenzó como un programa piloto en Casa de la Mujer. Actualmente se encuentra definido como un programa oficial de la JND, por lo que fue replicado por otras organizaciones que trabajan con la Junta, tanto en Montevideo como en Canelones.

La tercera edición y su muestra

Casa de la Mujer trabajó con 12 jóvenes durante la primera mitad de 2013, en lo que fue la tercera edición del programa. La modalidad que se practicó fue la de talleres que abordan diferentes aspectos como la identidad juvenil, la expresión artística, las herramientas informáticas y de capacitación laboral, que fueron encaradas desde un enfoque lúdico y recreacional. En paralelo, los referentes educativo-laborales realizaron un seguimiento personalizado y de acercamiento a las familias y los barrios de los jóvenes, al mismo tiempo que coordinaron con los centros de tratamiento de donde fueron derivados.
El contacto permanente con los jóvenes permitió generar un vínculo de confianza traducido en un trabajo más profundo hacia su autonomía. Una muestra de ello fue la exposición de fotografías que implementaron los jóvenes en abril de este año en la sede Centro de Equidad de Casa de la Mujer. Allí pudieron verse sus fotografías, tomadas en el zoológico del Parque Lecocq en una instancia recreativa que se dio en el marco del taller de comunicación. A su vez, la exposición sirvió como forma de acercar a las familias, además de al público en general, al trabajo que realizan los jóvenes en el marco del programa.
En este momento, 9 de los integrantes de la tercera edición de Construyendo Caminos continúan recibiendo un seguimiento personalizado, mientras el equipo se prepara para identificar cuáles serán los próximos jóvenes que transitarán el programa. Por año se cubren dos ediciones de Construyendo Caminos, que hacia agosto se superponen, ya que cada programa dura entre 7 y 8 meses.
La experiencia es totalmente gratuita para los jóvenes, y se busca que retomen sus estudios o se inserten en el mercado laboral en base a un proyecto personal y ocupacional. En los orígenes del programa, la referente del proyecto lo definía como un espacio donde no se abordan aspectos específicos de la adicción, “sino cuestiones personales que provocan el consumo. Se trabajan los límites, las normas, las frustraciones, los tiempos, la identidad y el proyecto personal”.